Niños jugando felices

El último mes del verano marca el final de las vacaciones, en la mayoría de los casos, y el regreso a las aulas. Como si fuera un ejercicio de aclimatación, la vuelta a la rutina ha de hacerse con suavidad, para que la adaptación no repercuta en el ánimo. En el caso de niños con problemas de audición, algunas de las precauciones que deben tomarse atañen al rendimiento escolar, como las revisiones audiológicas y la comprobación del funcionamiento de los micrófonos remotos.

También por motivos de salud y funcionamiento auditivo, AG Bell International/Oír es Clave recomienda que niños y mayores acudan a una revisión para comprobar que no sufren otitis ni otra afección, y si la padecen que se pueda solucionar. Porque los oídos son una de las partes del cuerpo más expuestas en verano. Durante las vacaciones han estado en contacto con numerosos agentes agresivos. Los baños en mares, ríos y piscinas provocan la entrada de agua y arena en el oído. Los viajes en avión y la práctica de deportes como el submarinismo ocasionan cambios de presión. Las fiestas estivales tienen alguna contraindicación. La exposición al ruido de conciertos, petardos y fuegos artificiales, el abuso en el volumen de los auriculares y el ruido en discotecas y espectáculos pueden causar daños irreversibles.

Vuelta al colegio y revisiones audiológicas: mejor ahora – la_razon_17_09_18.pdf
Vuelta al colegio y revisiones audiológicas: mejor ahora – discapnet_11_09_18.pdf

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment

Otras publicaciones